21 de abril 2022 | 11:34 am

Advertisement

El Banco Central de Rusia advirtió que la economía rusa se encuentra en un “periodo difícil”, que las reservas económicas del país se están acabando y que la “verdadera crisis” llegará entre el segundo y tercer trimestre de este año.

Durante su comparecencia ante la Duma (Congreso ruso), Elvira Nabiullina, gobernadora del Banco de Rusia alertó que la economía de su país enfrenta una serie de cambios estructurales por las sanciones impuestas por Occidente.

Elvira Nabiullina detalló que serán en los siguientes trimestres cuando Rusia entrará de forma activa en un periodo de transformación y búsqueda de nuevos modelos de negocios para muchas empresas.

“El periodo en el que la economía ha podido vivir de las reservas se ha terminado. Ya en el segundo trimestre o principios del tercero entraremos en una etapa de transformación estructural”, aseveró frente a los legisladores.

Aunque precisó que estas sanciones inicialmente impactaron sobre el sector financiero, poco a poco comenzarán a afectar a la economía real.

“Los principales problemas estarán asociados no tanto a las sanciones a las entidades financieras, sino a las restricciones a la importación, a la logística del comercio exterior y, en el futuro, a posibles restricciones a la exportación de productos rusos”, afirmó.

La gobernadora del banco central ruso recalcó que la situación económica está lejos de normalizarse y puntualizó que el problema real no es el sistema financiero, sino que se ubica en la escasez de suministros que recibirán en un futuro próximo las fábricas y empresas.

Rusos perderán poder adquisitivo

Los rusos tendrán que aceptar la pérdida del poder adquisitivo ya que el banco central no tratará de compensar la inflación aseguró Nabiullina.

“No intentaremos reducirla (la inflación) de ninguna manera porque impediría que las empresas se adapten. Restaurar ahora el suministro de componentes importados es más difícil y costoso, y eso afecta inevitablemente al precio del producto final”, explicó.

De acuerdo con medios internacionales, la tasa de inflación oficial rondó 20% en marzo, el primer mes después de la invasión en Ucrania, esto ocasionó que muchas empresas suspendieron sus exportaciones a Rusia hasta que se aclare el valor del rublo.

También puedes leer: FMI, Banco Mundial y el BERD prevén graves consecuencias por conflicto en Ucrania

Rusia advierte sobre divisas extranjeras

La gobernadora del banco ruso advirtió también sobre el fondo de divisas extranjeras del que disponía Rusia ante la crisis.

De acuerdo con la funcionaria, antes de la crisis las reservas se encontraban en alrededor de 620,000 millones de dólares, pero la mitad fue congelada por Occidente y el resto se ha utilizado para proteger la cotización de la moneda rusa

Sin embargo, según la banquera, no es suficiente. “Se trata de oro y yuanes, lo que no permite gestionar de forma operativa nuestra moneda en el mercado interno”, subrayó.

Los compradores del metal precioso se enfrentarían a sanciones, y la divisa china es menos líquida en el mercado internacional que la estadounidense o la europea por los controles de Pekín.

Con información de El País

Te puede interesar: Rublo ruso y grivna ucraniana, dos divisas debilitadas por el conflicto

Advertisement