5 de agosto 2022 | 11:11 am

Advertisement

El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó el pronóstico de nulo crecimiento de la economía mexicana para 2023 de Bank of America (BofA) así como las proyecciones del sector privado, al asegurar que el “crecimiento no es sinónimo de bienestar”.

Hace unos días, BofA advirtió en un documento de análisis que la economía mexicana se desacelará fuertemente en los trimestres venideros, además de que no habrá crecimiento en 2023, debido a la desaceleración de Estados Unidos

Por su parte, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) estimó que la actual administración supone un ‘sexenio perdido’ en cuanto a crecimiento económico de México. 

Durante la conferencia matutina de este viernes, el primer mandatario señaló que, para hacer el análisis, los expertos del sector privado no tomaron en cuenta el contexto internacional, como ‘los efectos devastadores’ de la pandemia, la invasión rusa en Ucrania ni tampoco realizan análisis comparados con lo que ocurre en otros países. 

Hay que tomar en cuenta que ya no es nada más evaluar el nivel de crecimiento, sino que se tiene que añadir el bienestar; no es nada más progreso sin justicia, porque como lo hemos dicho, progreso con justicia es retroceso, crecimiento no significa bienestar

dijo en conferencia

Añadió que si bien el crecimiento no necesariamente es sinónimo de bienestar, sí puede haber crecimiento económico “que se acumula”, pero que se queda en pocas manos, lo que significa que solo a algunos, y no a todos, “les vaya bien”. 

Presume alza salarial

López Obrador planteó que, actualmente, hay una mejor distribución de la riqueza y de ingreso y aunque sea poco el crecimiento, “llega a todos, y eso hace la diferencia”, aseveró. 

Como ejemplo, expuso el alza de los salarios durante su administración –que este año registra un alza de 22% anual hasta los 172.87 pesos– frente a la pérdida de poder adquisitivo del salario durante las administraciones anteriores.

En ese sentido, el mandatario consideró que esos son los elementos que se den considerar para afirmar si México avanza o no avanza, al tiempo que señaló que México está creciendo más que otros países, ante una inflación menor comparado con Estados Unidos o Europa. 

Asimismo, destacó la fortaleza del peso, que se ha mantenido tras el impacto durante la contingencia sanitaria por COVID-19, en un escenario al que siguió el conflicto entre Rusia y Ucrania y ahora la tensión de la visita de Nancy Pelosi a Taiwán.

También puedes leer: Peso se deprecia 0.16% tras darse a conocer el reporte de empleo de EU

El mandatario destacó que una de las medidas que ha ayudado a México a frenar una mayor alza de la inflación en México es la pausa al cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a combustibles.

Sin embargo, después de 20 semanas volverá a aplicarse a la gasolina Premium a partir de mañana.

El subsidio es uno de los elementos que nos está ayudando a que no se nos incremente tanto la inflación; sin subsidio tendríamos una inflación del 11%, y eso afecta muchísimos a la economía de todos, porque se tendríamos que seguir aumentando las tasas de interés

agregó López Obrador

Dijo que ese escenario implicaría un aumento a la carestía y a la posibilidad de poder comprar menos, con el riesgo de tener una crisis de consumo, por lo que, añadió, que “el gobierno debe cuidar la economía con una nueva fórmula que no sea la de antes”. 

Advertisement