13 de junio 2022 | 8:00 am

De tin marin…

Atraídas por el aumento tan vertiginoso en las cuentas individuales de inversión bursátil que se reportó el año pasado, más empresas y plataformas se preparan para llegar a México

Es el caso de la española Stockfink que fundaron el matemático Lucas Fernández Brillet y el ingeniero Juan Luis Fernández Martínez, y que se especializa en predicciones de movimientos de acciones mediante inteligencia artificial, literal una guía para apuntalar las decisiones de compra y venta de acciones internacionales. 

Dicho modelo de negocios de la startup Stockfink, también conocida como “el soplón del mercado”, se basa en suscripciones mensuales, semestrales o anuales del reporte diario de predicciones con una vigencia semanal, y además de la venta de cursos de capacitación para los potenciales inversionistas que internamente divide en tres perfiles (conservador, moderado, y arriesgado) y que son los que determinan el número de pronósticos que comparte Stockfink de las más de 500 acciones que actualmente cubre.

Stockfink presume que con métodos predictivos y de análisis de incertidumbre sofisticados, sus niveles de asertividad no solo son altos sino certificados ante notario público.

La llegada a México es parte del plan de expansión que incluye otros 13 países, y adiciona a sus predicciones los principales valores que cotizan en Nasdaq.

Te puede interesar: Sequía en BMV permanecerá en 2022; BIVA avizora nueva OPI

¿Compran BIVA?

En el mercado comenzó a circular la versión de que pronto habría noticias relacionadas con la propiedad de BIVA, y que podría pasar a manos nada más ni nada menos que de la bolsa electrónica Nasdaq con quien actualmente tiene un convenio para el uso de la tecnología de negociación que es uno de los principales activos de la segunda bolsa de valores en México. 

La presencia marginal de BIVA en un mercado cada vez más delgado donde la BMV sigue dominando prácticamente todos los rubros del negocio; altos costos de operación; y la presión de Liv Capital para buscar opciones de su tenencia en Cencor, que es el propietario de BIVA y que recibió en total 1,000 millones de pesos de parte de dicho fondo, serían motivos suficientes para avanzar en la posible transacción. 

Para Nasdaq, que se consolidó en el mundo justo mediante sendas adquisiciones, la potencial adquisición le permitiría no solo reforzar su presencia operativa y tecnológica en México, sino buscar posibilidades de expansión regional. 

Leer más: Coinbase llega al mercado bursátil mexicano a través del SIC de BIVA

Sin duda, la operación en ciernes presionaría todavía más a la BMV en términos de sus negocios y el posicionamiento en el mercado doméstico considerando que la tecnología sigue presionando fuerte los márgenes de operación y urge aumentar las eficiencias operativas, pero más relevante es cómo se incorporaría la BMV en la creciente tendencia de consolidación de las bolsas en el mundo justo por un tema de rentabilidad y economías de escala.