fbpx

Pool CEO

18 de febrero 2019 | 7:06 pm

Los vendedores de bienes raíces de alto nivel han comenzado a reducir los costos de los inmuebles de alto nivel hasta en 30%, el fin es poder vender estas propiedades de lujo ante diversas señales que indican la llegada de una desaceleración económica global, reveló Bloomberg.

Esta tendencia en el mercado de los bienes raíces ha mostrado un comportamiento similar en la mayor parte del mundo, sin embargo, los mayores descuentos se registran en Estados Unidos, Europa y África.

La situación ha originado que los principales actores de la industria se preparen para firmar contratos, que si bien no dejan de implicar cientos de millones de dólares, representan una oportunidad de inversión inmensa, señala el medio estadounidense.

En Londres, por ejemplo, los valores de las viviendas en los barrios más exclusivos de la ciudad han bajado 19% desde que toparon su máximo en 2014, de acuerdo con Savills Plc.

Chelsea, Kensington y Westminster son algunas de las ciudades donde los cambios impositivos y la inestabilidad política han reducido de forma abrupta los costos de los bienes inmuebles.

Inglaterra se enfrenta a una posible separación de la Unión Europea que, junto con la lucha contra el lavado de dinero de Rusia y China y la baja en la demanda de alto nivel, ha hecho posible que multimillonarios como Ken Griffin, obtengan bienes con descuentos históricos.

Griffin compró una mansión cercana al Palacio de Buckingham por 122 millones de dólares, 35% menos de su costo original.

Al otro lado del mundo, en Australia, los precios de las casas cayeron hasta 6%, después de alcanzar su máximo en 2017.

La baja más aguda sucedió en Sydney, donde esta fue de aproximadamente 12% -su peor caída en 40 años-, y de acuerdo con economistas encuestados por Bloomberg, este año podrían acumular otra caída de 8%.

La situación en Australia se debe a que los legisladores intervinieron con una serie de medidas de enfriamiento que incluían una restricción a los bancos para evitar que emitieran préstamos de interés populares entre especuladores, medidas para disuadir a compradores extranjeros.

En Dubai, los precios bajaron hasta 25% desde su máximo en 2014. En este caso la culpa no fue de los políticos, sino de los desarrolladores inmobiliarios que planean  erigir un récord de 31,500 hogares este año, el doble de la demanda anual de los últimos cinco años, lo que aumenta el riesgo de que los precios caigan aún más, según la firma Jones Lang LaSalle.

Asia no se queda atrás, y es así que las viviendas de alto nivel en Hong Kong recortaron casi 10% desde agosto, mientras que especialistas estiman otro 10% menos este año.

La situación en China es clara; sus vínculos con el dólar afectaron gravemente, ya que los costos de los préstamos aumentaron a medida que la Reserva Federal subió sus tasas.

Bloomberg indica que el precio promedio de los departamentos en Manhattan cayó por debajo de un millón de dólares por primera vez en tres años, 5.8% menos que el año anterior.

Para las casas más caras, el mercado es peor: las ventas de propiedades en Manhattan a un precio de 5 millones o más, cayeron  22% el año pasado a partir de 2017, su mayor descenso en una década, reveló la firma inmobiliaria de lujo, Stribling & Associates.

Vancouver sufrió una caída de 4.5% en enero y se coloca 8% por debajo de su máximo en junio 2018.

Los distritos que más sufren este problema son los de los precios más altos, las propiedades en West Vancouver, que habían sido atractivas para los compradores extranjeros, bajaron 14% respecto al año anterior.

Después de que los precios aumentaron alrededor del 63%  desde diciembre de 2013 hasta diciembre de 2018, el mercado de Vancouver desarrolló una dependencia poco saludable del dinero en efectivo extranjero ante la baja de los posibilidades por cubrir los precios alcanzados.

La oportunidad de inversión parece única, sin embargo, también es para pocos. Los mercados inmobiliarios de lujo están lejos de ser un mal negocio, incluso, con los precios de venta bajos.