centros comerciales rentas covid-19

6 de julio 2020 | 2:53 pm

Después de tres meses de haber suspendido actividades, los centros comerciales y tiendas departamentales tienen permitido reabrir sus puertas en la Ciudad de México y el Estado de México, pero con restricciones, según informaron los mandatarios de ambas entidades.

Tanto en la Ciudad de México que se encuentra en semáforo naranja, como en el Estado de México aún en etapa roja con previsiones de cambiar a naranja en los próximos días, inició la reapertura de actividades económicas como mercados, negocios, centros comerciales y servicios de restaurantes.

Los centros comerciales y las tiendas departamentales comenzarían a abrir a partir del 6 de julio, sin embargo en la CDMX se postergó tres días, es decir hasta el 8 de julio para dar tiempo a incorporar medidas de distanciamiento social, destacó Claudia Sheinbaum en conferencia de prensa.

La decisión se dio luego de que tras la primera reapertura de algunos locales en el Centro Histórico de la ciudad se presentaron aglomeraciones de personas, lo que obligó a mantener cerrados los locales durante otro fin de semana para prevenir contagios.

En ese contexto, Sheibaum destacó que se reunió con empresarios de centros comerciales y cámaras de sector para elaborar en conjunto el protocolo de reapertura.

Entre las medidas acordadas se encuentran las básicas que aplican para todas las actividades como privilegiar la ventilación natural, colocación de filtros sanitarios de acceso y no sobrepasar el 30% de aforo, tanto para la tienda como en los estacionamientos.

Aunque no son las únicas, se añade por ejemplo que a centros comerciales y tiendas departamentales solo podrá entrar una persona por familia, con excepción de adultos mayores que necesiten asistencia o adultos acompañados de un menor y solo habrá una vía de acceso y una de salida.

No se permitirá el acceso a personas que no utilicen cubrebocas y la tienda podrá proveer la mascarilla si así lo decide; tampoco habrá productos de muestra por ejemplo en cosméticos, perfumería, ni probadores de ropa, mientras que el horario de servicio debe ser de 11 de la mañana a las 5 de la tarde con excepción de servicios esenciales como bancos, farmacias o restaurantes.

Por otro lado los visitantes solo podrán permanecer un máximo de 60 minutos al interior de la plaza o la tienda, así como en los estacionamientos. Las tiendas y los centros comerciales entregarán al gobierno de la CDMX información diaria por hora sobre el aforo en estacionamientos y al interior de los comercios.

Eso nos permite estimar no solo el aforo sino el tiempo promedio de permanencia en las tiendas. Es un método poco intrusivo para los usuarios como para los prestadora de servicios,

dijo José Merino, titular de la Agencia Digital de Innovación Pública.

La Jefa de Gobierno destacó que se continuará con la supervisión por parte de las autoridades del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) y en caso de que los locales inclumplan con el protocolo a la segunda infracción serán sancionados con un periodo de inactividad obligatorio.

En el caso del Estado de México -donde no ha presentado un protocolo exclusivo- el gobernador Alfredo del Mazo destacó que se está trabajando de manera coordinada con las autoridades y protocolos de la CDMX, por lo que deberá respetarse el aforo máximo de 30%, así como el uso obligatorio de cubrebocas.