22 de septiembre 2019 | 5:00 am

Holiday Swap es una plataforma web de origen inglés que quiere que no pagues hospedaje cuando salgas de vacaciones.

Es una aplicación para conseguir donde quedarte, aunque no por medio del subarrendamiento al estilo Airbnb, sino a través del intercambio de propiedades.

Por ejemplo una persona crea un perfil dentro de la plataforma en el que anuncia su propiedad, luego el algoritmo arroja opciones compatibles por intereses o destinos.

Ambos dueños se contactan y conversan y, si se ponen de acuerdo, se concreta el intercambio según el tiempo convenido.

Aunque no existe un pago por membresía, se realiza un cobro que parte de un dólar por cada noche de hospedaje.

Para estimular el uso de la plataforma, los perfiles de las personas acumulan “millas” de viaje que les otorgan beneficios.

Es una plataforma para compartir y lo que queremos es que la gente pague menos de hospedaje y ese dinero lo gaste en otras experiencias a las que normalmente no tendría acceso

comentó James Asquit creador de la plataforma durante un evento con medios.

Aunque el modelo de negocio es diferente, buscan ser competencia directa de apps de alojamiento como Airbnb, Booking o HomeAway, que continúan cobrando relevancia. Airbnb, por ejemplo, ya cuenta con más habitaciones que la cadena hotelera Marriott International.

El crecimiento de estas opciones se explica porque hacen énfasis “en la reducción de los costos de transacción, que incluye la eliminación de intermediarios en ventas entre un proveedor de servicios o bienes y un cliente. Es un modelo económico basado en el intercambio de activos subutilizados”, indica el estudio Impacto del alojamiento con fines turísticos en casa habitación, reservadas a través de medios digitales, elaborado por la Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras (ANCH) y la Universidad Anáhuac.

Además de que para la prestación del servicio de alojamiento no se requieren permisos o confirmar la propiedad del inmueble. “El único requisito es asegurar que se cumpla con las fechas que se ofertan y las reservas que suceden a través de la herramienta”, destaca el estudio de la ANCH.

Eso les permite operar a menores costos que las empresas de hospedaje tradicional. “La diferencia principal es que en Airbnb pagas como si fuera un hotel y aquí te puedes ahorrar hasta un 30% o 40% de lo que pagarías en hospedaje” dijo el directivo en entrevista.

Holiday Swap inició operaciones durante 2017 y llegó a América Latina en 2018 gracias a la inyección de 4.5 millones de dólares aportados por el fondo de Ventur Capital Bizrupt.

Actualmente la aplicación tiene presencia en 181 países con más de 50,000 usuarios alrededor del mundo. México es su tercer mercado en importancia, con 9,500 propiedades registradas. La expectativa de crecimiento es llegar al millón de usuarios globales en 2020.