fbpx

5 de junio 2019 | 12:42 pm

Rappi sabe que la inclusión financiera en México es un asunto urgente. Pese a ser una compañía dedicada a la entrega de productos vía app, no la deja fuera del furor fintech y buscó una alianza con Visa para sumarse a la meta de la iniciativa privada y el gobierno de reducir el uso de efectivo.

La iniciativa llega en forma de tarjeta de débito con validez internacional y pretende poder permear a los usuarios mexicanos que aún no tienen una cuenta bancaria. La llamaron Rappi Pay Visa.

El plástico, emitido por Accendo Banco, se tramita vía la aplicación de Rappi, es entregada en un rango de 45 minutos por los famosos ‘Rappitenderos’ en el domicilio solicitado y se activa al escanear una identificación oficial y con la toma de una selfie -misma que se utilizará para el reconocimiento facial-.

El producto queda activado y es recargable a través de transferencias electrónicas desde otras cuentas de banco o mediante cuenta clave. Será aceptada en todo establecimiento que admita Visa y también podría utilizarse a través de códigos QR.

Este sistema es adoptado actualmente por el Banco de México para impulsar en conjunto con el sector financiero el esquema de Cobros Digitales (CoDi), que se encuentra en fase de pruebas y pretende arrancar en septiembre.

Datos al 2018 de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) arrojan que 54 millones de mexicanos de entre 18 y 70 años de edad, el 68% de la población del país , contaba con una cuenta de banco.

Rappi, que fue el primer unicornio latinoamericano, cuenta con seis millones de usuarios en México, por lo que el alcance de su base de usuarios puede contribuir al objetivo.

La alianza estratégica entre Rappi y Visa comenzó en abril, aunque más allá de temas de inclusión e impulso al comercio digital. El primer paso fue la ciberseguridad con CyberSource Decision Manager, un software de prevención de fraudes para hacer más segura a la plataforma de envíos.

Posteriormente trabajaron en proyectos para simplificar el pago de los domiciliarios independientes.

Apuesta contra las comisiones

La aplicación de la tecnología a los servicios y medios de pago es un arma que utilizan las empresas innovadoras para aventajar a los competidores. En el caso del sector financiero, ese frente común responde a las comisiones.

Su aplicación es funadamental para que bajen e incluso desaparezcan, además de propiciar una mayor competencia, comentó a EL CEO el director de la fundación de estudios financieros del ITAM, Jorge Sánchez.

El uso de los teléfonos móviles es la clave, ya que las operaciones financieras por este medio suelen hacer a un lado las comisiones para los usuarios.

Rappi Pay devuelve hasta 200 pesos por comisiones de retiro de efectivo en cajeros nacionales e internacionales. Aunque solo en los ‘Rappi Créditos’, es decir, el dinero que se utiliza para hacer pedidos dentro de la aplicación.

La estrategia de Rappi Pay será devolver 3% de efectivo en ‘Rappi Créditos’ de todas las compras en restaurantes y el 1% en todas las compras en el resto de establecimientos. Aplicará en México y el extranjero, además de permitir la compra y paga de productos y servicios, así como solicitar efectivo a domicilio.

No es la primera vez que Visa apuesta por este tipo de alianzas con startups de tecnología.

En 2017 lanzó la Uber Visa Card, una tarjeta que devuelve el 4% del consumo que el usuario realiza en restaurantes en créditos para usar en la app de Uber. El 3% de lo gastado en tarifas de hotel, el 2% de compras en línea y el 1% de otras compras, sin embargo, esta nunca llegó a México.

Los competidores de Rappi, como Postmates y Cornershop únicamente cuentan hasta el momento con la opción de tarjetas de prepago.