fbpx

16 de enero 2020 | 8:18 am

La Suprema Corte de Justicia (SCJN) falló a favor del cuidado del medio ambiente el pasado miércoles y en contra del etanol gracias a la presión de grupos ambientalistas.

La sala que preside Arturo Saldívar eliminó el permiso a empresas del sector público o privado para aumentar el porcentaje de etanol en las gasolinas que producen y comercializan.

El proyecto del ministro Alberto Pérez Dayán fue votado por la Segunda Sala de la Corte luego con posturas favor y una en contra del etanol; y el amparo es contra los cambios aplicados por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) a la Norma Oficial Mexicana 016-CRE-2016 sobre calidad de los petrolíferos.

Salvo en Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, los niveles de etanol se incrementaron en las gasolinas de 5.8 a 10 por ciento desde 2017 que entraron en vigencia las modificaciones que hizo el órgano regulador.

Y pese a que el recurso de amparo fue concedido al ex candidato presidencial Gabriel Quadri, éste tendrá efectos generales para anular por completo los cambios a la NOM, con el fin de que sean sometidos a consulta pública previa.

La Corte dio un plazo de 180 días para aplicar la medida; una vez que éste culmine, la CRE estará obligada a aplicar de nuevo el tope de 5.8 por ciento.

Al respecto, expertos del sector energía señalan que el dictamen de la Corte es un acierto.

Al respecto, la Asociación Mexicana para la Movilidad Sustentable aseguró este jueves que el fallo de la SCJN se opone a la práctica internacional.

“En más de 60 países ya usan este biocombustible precisamente para disminuir las emisiones de gases efecto invernadero que aumentan los niveles de CO2”, dijo la organización a través de un comunicado.

Así, exhortó a la CRE a promover una regulación que contemple un mayor nivel de etanol permitido en las gasolinas al promover los beneficios que según ellos tiene este compuesto químico.

“El etanol es parte de las soluciones para reducir la dependencia de los combustibles fósiles, usar energías renovables, bajar los precios de la gasolina, crear empleos domésticos, impulsar la economía agrícola y mejorar el medio ambiente”.

Comparte