fbpx

Alejandro Juárez

Reportero de Política

Andrea Deydén

Editora de Política

Tras la victoria electoral en Puebla y Baja California este domingo, Morena gobernará a tres de cada 10 electores registrados en México.

 

Las virtuales victorias de Miguel Barbosa en Puebla y Jaime Bonilla en Baja California elevaron de 20.5% a 29% la cantidad de electores registrados ante el Instituto Nacional Electoral (INE) que serán gobernados por dicho partido.

 

Asimismo, le da a la organización fundada hace cinco años por el presidente Andrés Manuel López Obrador, control sobre seis entidades federativas.

 

Morena actualmente gobierna en cuatro entidades: Chiapas, Ciudad de México, Tabasco y Veracruz. Con los triunfos en Puebla y Baja California, en los próximos meses tendrá el control de seis.

 

El éxito electoral del partido de López Obrador en las urnas refrenda su posición como el tercer partido con más gubernaturas locales, después del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional, que perdió dos de sus bastiones electorales.

 

Desde 1989, cuando Ernesto Ruffo Appel llegó al gobierno bajacaliforniano, el blanquiazul se había mantenido en el poder. En el caso de Puebla, el partido llegó al gobierno en 2011, con Rafael Moreno Valle Rosas.

 

El año pasado, Acción Nacional -en conjunto con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano – ganó la gubernatura de Puebla de la mano de su candidata Martha Erika Alonso. La gobernadora y su marido, Moreno Valle Rosas, fallecieron en un accidente en helicóptero en diciembre, 10 días después de tomar protesta en el cargo.

 

Con el reacomodo de fuerzas políticas del fin de semana, el partido liderado por Marko Cortés mantiene el control de ocho entidades, dos más que Morena, pero se convierte en el tercer partido en cuanto a padrón electoral, al bajar de 26.9 al 18.5% de electores nacionales gobernados.

 

Las entidades con gobierno blanquiazul son Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Nayarit, Querétaro, Tamaulipas y Yucatán.

 

 

2021, EL SIGUIENTE RETO

La nueva posición de Morena le otorga una ventaja para el proceso electoral que tomará lugar en dos años.

 

En las elecciones de 2021 se disputará la gubernatura de Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas, estados que suman 23.6% del padrón electoral del país.

 

Más de la mitad de ese porcentaje (56.6%) se encuentra en las entidades gobernadas por el PRI; 27% en las de gobierno panista y 16.2% se ubica en Michoacán, una de las dos demarcaciones que aún conserva el PRD.

 

Además de las gubernaturas, estarán en juego las 500 curules de la Cámara de Diputados, donde Morena intentará mantener la mayoría que tiene actualmente y que le garantiza un buen margen de maniobra para legislar, dice José Luis Estrada, politólogo de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

 

En esta legislatura -que inició en 2018 y terminará en 2021- Morena cuenta con 256 diputados, el PAN con 78, 47 son del PRI, 29 del Partido Encuentro Social (PES), 28 del Partido del Trabajo, 28 de Movimiento Ciudadano (MC), 11 del PRD, 11 del Partido Verde Ecologista de México y nueve están registrados sin partido.

Los resultados de las votaciones del domingo indican que el gobierno de López Obrador mantiene un buen nivel de aprobación, pese a que una encuesta de la firma De las Heras Demotecnia informó que este disminuyó del 80% al 70% entre el 11 de marzo y el 30 de mayo, dice Estrada.

 

“Las elecciones del 2 de junio fueron el pulso del ánimo del electorado en torno al desarrollo del sexenio, pero también son un mensaje de que hasta ahora los votantes de esos estados legitiman los proyectos del gobierno y si esto se mantiene, en 2021 los resultados pueden ser favorables nuevamente para Morena”, explica el académico.

 

El resultado de las elecciones del 2 de junio podrían tener repercusiones en 2024, año en que los mexicanos votarán por el sucesor de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México, considera Roberto Leonardo Duque Roquero, experto en temas de política y democracia.

 

“La población que gobierna un partido puede ser determinante en unas elecciones federales. López Obrador gobierna al 100% de la población por ser el presidente, pero es en los estados donde se ganan las elecciones”, advierte Duque Roquero.

Editora: Andrea Deydén    |     Reporteros: Alejandro Juárez
Diseño y programación: Cristian Laris