26 de febrero 2020 | 5:00 am

El nombre de Germán Larrea, director de Grupo México, resuena con fuerza en las últimas semanas.

Primero, a partir de información que trascendió sobre la relación del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna -hoy preso en Estados Unidos- con Rafael Gerardo Ríos García, director de seguridad de Grupo México.

Después, cuando en respuesta a la solicitud del presidente Andrés Manuel López Obrador, Grupo México anunció que devolvería al gobierno federal la concesión de ‘El Olivo’, donde se localiza la mina de Pasta de Conchos, para proceder con las obras de rescate de los mineros atrapados. 

Este episodio destaca entre una serie de encuentros que dejan entrever que la relación entre el empresario y el político tabasqueño dista de ser afable.

En la lista de las personas más ricas del planeta del listado de Forbes, Germán Larrea Mota Velasco aparece como el segundo hombre más acaudalado del país, con una fortuna estimada en 13,300 millones de dólares, aunque ésta sea menor a los los 17,300 millones de dólares que se le calculaban en 2018.

La empresa de Larrea también opera en otros países como Perú, Estados Unidos y España. Asimismo, ha diversificado sus servicios a otros sectores como el de infraestructura y transporte, sin embargo, México y la minería siguen siendo su mercado prioritario.

Para 2020, la compañía anticipó un crecimiento en la producción minera debido a las inversiones realizadas, así como nuevos proyectos en infraestructura a desarrollarse en toda la República.

Realpolítik, ¿Larrea contra López Obrador?

Miembro del Consejo Mexicano de Negocios, al igual que otros empresarios como Eduardo Tricio, de Grupo Aeroméxico y Grupo Lala; y Alejandro Ramírez, de Cinépolis, Germán Larrea manifestó sus reservas sobre la posible (y posterior) llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia.

Durante los últimos días de mayo de 2018, en la recta final de la campaña electoral, Larrea envió una carta a los trabajadores y accionistas de Grupo México. Los llamó a reflexionar sobre el modelo “populista”, cuyo impulso se le ha atribuido constantemente al fundador de Morena.

Si este modelo económico populista, en donde todo supuestamente pertenece y proviene del Estado y en el que se ofrece regalar sin trabajar se llegara a imponer en México, se desincentivarían las inversiones afectando gravemente los empleos y a la economía, se devaluaría nuestra moneda y se provocarían fuertes alzas de precios en productos y servicios

Germán Larrea

La misiva levantó tantas cejas en Morena que en el partido llevaron quejas ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el cual resolvió que la carta era válida y no violatoria de la normativa.

Sin embargo, el antecedente quedó en la memoria de López Obrador.

Larrea sabe que no basta con ser el máximo productor de cobre a nivel nacional, tampoco que su relación con el gobierno podría determinar el crecimiento de su emporio minero, principalmente por los dos episodios más oscuros en los que se ha visto envuelta la empresa que fundó su padre: el desastre minero de Pasta de Conchos, durante el sexenio de Felipe Calderón, y el derrame de sustancias tóxicas en los ríos Sonora y Bacanuchi, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. Este último catalogado como el peor desastre ecológico en la historia de México.

Las campañas avanzaban y las encuestas hablaban: la victoria del tres veces candidato presidencial se vislumbraba inminente.

El 5 de junio de 2018, López Obrador se reunió con el Consejo Mexicano de Negocios después de varios episodios de descalificaciones entre él y algunos de sus miembros. Pero resolvieron trabajar en una agenda económica conjunta.

Así, luego del 1 de julio de 2018, cuando AMLO obtuvo 30 millones de votos, que representó 53.17% del total emitido, el panorama cambió para los empresarios.

Poco más de un año después, el 1 de septiembre de 2019, durante la entrega del Tercer Informe de Gobierno, aunque el primero constitucional, apareció Germán Larrea en la tercera fila del evento.

En su momento, los medios destacaron que el empresario no había sido captado junto a otro presidente de México desde el 9 de septiembre de 2014, con Enrique Peña Nieto.

Tregua política

Al devolver la concesión de ‘Los Olivos’ al gobierno federal, Grupo México no verá afectadas sus finanzas, ya que la mina no opera desde 2006. También puede significar un gesto con los familiares que desde entonces luchan por recuperar los cuerpos de 63 de los 65 mineros que fallecieron el 19 de febrero de 2006.

Sin embargo, los tiempos también coinciden con una investigación que se remonta al verano del año pasado. En julio de 2019, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) anunció que revisaría con especial atención el historial de operaciones de Grupo México, pues hasta ese momento acumulaba 22 accidentes ambientales.

Dos meses más tarde, el titular del Ejecutivo informó que iniciarán mesas de diálogo entre Grupo México y representantes, tanto de mineros como de ambientalistas, para evaluar los daños y resolver las consecuencias que provocó otro derrame, ahora en el Mar Cortés.

En diciembre, un juez federal ordenó a la Fiscalía de Alejandro Gertz Manero reabrir las investigaciones contra una subsidiaria de Grupo México por el derrame de casi 40,000 metros cúbicos de tóxicos en el río Sonora registrado el 6 de agosto de 2014.

Aunque el futuro también apremia.

El 11 de febrero pasado se cerró el registro para participar en la licitación del primer tramo del Tren Maya, que va de Palenque a Escárcega, con 228 kilómetros de longitud.

Entre los interesados también está Grupo México, que competiría con La Penínsular, de Carlos Hank Rohn; ICA, de Guadalupe Phillips; Prodemex, de Olegario Vázquez Aldir; GICSA, de Carlos Slim; Caabsa, de Luis y Mauricio Amodío; Mota-Engil, de Joao Parreiro; Gami, de Manuel Muñozcano; TSO, de Emanuele Perron y Hycsa, de Alejandro Calzada.

Será hasta finales del primer trimestre cuando se haga la presentación de la apertura de propuestas -y el fallo se conocerá a más tardar el 30 de abril, según las últimas modificaciones al calendario- cuando se sepa si Larrea sigue en el juego por lo que resta del sexenio.