fbpx
Femsa, Bimbo, Alsea y otras empresas mexicanas sufren
por la tensión política-financiera en Argentina

Algunas de las compañías nacionales con operaciones en el país sudamericano han tenido afectaciones en sus ingresos debido a la difícil situación política y económica, aunque lo han logrado compensar con su diversificación a otros mercados. 

Ángel Alcantara

Reportero de Negocios

La tensión política que atraviesa Argentina por los resultados de las elecciones primarias, cuyos resultados favorecieron a Alberto Fernández, agravaron la de por sí difícil situación financiera y económica del país, arrastrando a las empresas mexicanas que tienen presencia en la nación del Cono Sur. 

 

Las principales empresas mexicanas que operan en Argentina suman 26, de acuerdo a datos de la Cámara de Comercio Mexicano-Argentina. 

 

Entre ellas, destacan algunas de las firmas más reconocidas en México, como las embotelladoras de Coca-Cola, Femsa y Arca Continental, Aeroméxico, Alfa, Alsea, Bimbo, América Móvil y Rotoplas. 

 

Estas compañías redujeron desde hace un lustro su participación y exposición al mercado argentino, apostando por otros países de la región como Brasil, e incluso otras zonas más estables como Europa. 

 

“La situación por la que atraviesa Argentina no es nueva; si bien la volatilidad vista en las últimas horas ha sido importante, las empresas con presencia ahí ya han reducido su participación en el país desde hace al menos cinco años”, dijo Gabriela Uberetagoyena catedrática en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). 

 

Por su parte, Fernando Bolaños, gerente de análisis en Grupo Financiero Monex, explicó que en el corto plazo las empresas mexicanas con actividad en el Argentina se verán afectadas por la depreciación del peso y por la alta inflación del país sudamericano. 

 

 

“Los ingresos en pesos argentinos, convertidos a pesos mexicanos, serán menos, aun si vendes la misma cantidad, expresado en moneda nacional será menor. En inflación, aunque tienen más margen de elevar precios, no pueden recuperar el total de sus pérdidas”, comentó Bolaños. 

 

A pesar de la situación, el país sigue siendo rentable para las empresas, dijo Maricarmen Huerta de Banco Ve por Más; de otra forma “ya se hubieran retirado del mercado”. 

 

Los resultados de la primera ronda en las elecciones presidenciales de Argentina favorecieron a Alberto Fernández, que contempla a Cristina Fernández de Kirchner como vicepresidenta. En segundo lugar y con cerca de 15 punto porcentuales de diferencia se ubicó Mauricio Macri, actual presidente del país. 

 

Esto motivo al desplome del peso argentino y la Bolsa de Buenos Aires, que no registraban una caída similar desde la crisis económica de 2001.

Fuente: Cámara de Comercio Mexicano-Argentina. 

Arca Continental y Femsa

De acuerdo con su informe del segundo trimestre del año, Arca registró una caída de sus ventas de 10.6% en el mercado argentino, frente al mismo lapso del año anterior. Para la zona de Sudamérica se reportó una caída de 2.9%. 

 

“La disminución resultó de la devaluación del peso argentino (…) En el país, la pérdida del poder adquisitivo del consumidor, como consecuencia de la alta inflación, explica la disminución de las ventas”, según su último reporte. 

 

En contraste, en el segundo trimestre de 2012, la región de Sudamérica le representó un aumento de 33.9% en sus ventas netas. 

 

Femsa no desglosa sus ingresos por región, pero comentó en sus resultados que sigue un fuerte desempeño para el sur del continente americano, apoyado por el mercado brasileño y la mejora en Colombia.

Aeroméxico

La aerolínea mexicana mantiene cinco rutas a Argentina desde la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. Los destinos son Bariloche, Buenos Aires, El Calafate, Mar de Plata y Nequén. 

 

En el pasado la empresa dejó de presentar su servicio a países con incertidumbre política y financiera como Venezuela. 

 

“Aeroméxico cuenta con una red de vuelos muy importante en Centro y Sudamérica, por lo que continuará trabajando para brindar más opciones a sus clientes y evaluar en el futuro su regreso a la capital venezolana (Caracas)”, informó la empresa en un comunicado al dejar de operar en Venezuela. 

Grupo Alfa

El conglomerado de empresas Grupo Alfa es otra de las firmas que tienen presencia en Argentina. De acuerdo con datos de la empresa, la división de alimentos, Sigma cuenta con participación en ese país. 

 

En el último trimestre del año pasado, las ventas de Sigma apenas tuvieron un crecimiento de 1% en la región de América del Sur. 

 

Esto contrasta con el crecimiento que tuvieron en el mismo trimestre, pero de 2015, año en el que comenzó a reportar en la Bolsa Mexicana de Valores, cuando sus ventas se incrementaron 163% para sus ventas en el extranjero.

Alsea

La controladora de restaurantes también se ve afectada ante la situación. Alsea tiene presencia en Argentina, Colombia, Chile, Uruguay y Brasil y para el segundo trimestre de 2019 sus ventas en estos países decrecieron 11%, comparadas con el mismo lapso del año anterior. 

 

“Las ventas de Alsea representan el 16% de las ventas consolidadas de la compañía. Este segmento representó un decremento de 10.7% en ventas (…) se debió a la inestabilidad político-económico en Argentina”, detalla la empresa en su más reciente reporte. 

 

En el mismo periodo, pero de 2012, tuvo un incremento en sus ventas de 57.9% en la zona.

Bimbo

La panificadora más grande del mundo se vio afectada por Argentina. Sus ventas netas en la región de Latinoamérica (excluyendo México), bajaron 3% en el segundo trimestre de este año, frente al mismo lapso del anterior. 

 

La caída se debió a “las condiciones económicas difíciles de Argentina,  a un clima más competitivo en Brasil y al efecto negativo del tipo de cambio en las monedas locales”. 

 

En contraste, en el segundo trimestre de 2012, sus ventas se incrementaron 33% en la región, debido al sólido crecimiento orgánico, derivado de los esfuerzos de penetración en toda la región, particularmente en el canal de detalle así como la adquisición de Fargo en Argentina. 

América Móvil

La compañía de telecomunicaciones perteneciente a la familia Slim también se ha visto impactada. 

 

De acuerdo a sus reportes trimestrales, los ingresos totales para Argentina disminuyeron 7% y los ingresos por servicios móviles bajaron 7.2%.

 

La compañía explicó que los clientes reducen sus niveles de consumo en línea con la contracción del poder adquisitivo, medida que afectó el segmento de prepago. 

 

En el mismo periodo, pero de 2012, los ingresos de América Móvil se incrementaron 12.9%, mientras que los ingresos por servicios móviles, impulsados por datos, tuvieron un incremento de 27.3%. 

 

Rotoplas
La empresa cuenta con una importante participación en Argentina y es su segundo mercado más relevante después de México. 
 

En el segundo trimestre de este año, registró un crecimiento en sus ventas netas en Argentina de 21.6%, en tanto que en el segundo trimestre de 2018 (periodo comparable más antiguo disponible en su página) reportó un decremento de 18.7%. 

“Nuestro modelo de negocios, la solidez de la marca, el diseño y la tecnología del portafolio de productos y servicios, nos han ayudado a enfrentar los retos que presentan distintas regiones (…) y en Argentina por un entorno macroeconómico y político adverso”, dijo Carlos Rojas Aboumrad, CEO de Rotoplas en su reporte trimestral. 

 

Añadió que, Rotoplas logró mantener participación de mercado, lo que demostró la resiliencia de su modelo de negocio, un fuerte posicionamiento en los canales de distribución y la lealtad de sus clientes.