26 de marzo 2020 | 2:39 pm

Los líderes de la Unión Europea se mantuvieron en desacuerdo sobre el alcance de las medidas de emergencia para mitigar el impacto en sus economías del coronavirus, pues Alemania y Países Bajos se opusieron a la solicitud de Italia para emitir una deuda conjunta como parte de un rescate económico.

La Unión Europea no tiene un frente unido en materia de estímulos económicos, intercambio de equipos médicos y obtención de suministros esenciales ahora que las fronteras se han estrechado o cerrado para tratar de frenar la propagación de la pandemia.

Charles Michel, que como presidente del Consejo Europeo preside las cumbres de la UE, ha pedido un nuevo “Plan Marshall” —nombre del paquete de ayuda estadounidense que inició la recuperación de Europa occidental después de la Segunda Guerra Mundial— para ayudar a reactivar la economía tras la profunda contracción causada por el coronavirus.

Nueve países, entre los que se encuentran Francia, Italia y España, han pedido un rescate económico que homologue la deuda.

“Tenemos que trabajar en un instrumento de deuda común emitido por una institución europea para recaudar fondos en el mercado”, dijeron los nueve líderes antes de una videollamada entre los mandatarios de los 27 estados miembros de la UE.

Sin embargo, Alemania, Países Bajos, Austria y Finlandia —la brigada austera en materia fiscal— se oponen.

“Los líderes querrán mostrar unidad. Se concentrarán en las áreas en las que puedan encontrar un consenso y no en temas polarizadores como los eurobonos”, dijo un diplomático de la UE de uno de los países reacios.

Mientras tanto, en Reino Unido solicitan al gobierno una prórroga para la ejecución del Brexit debido a la contingencia.