fbpx
100 días amlo | El CEO

El peso tuvo un desempeño positivo durante los primeros 100 días del nuevo gobierno. El mercado accionario no corrió con la misma suerte

La moneda mexicana se apreció 4.95% frente al dólar, mientras que el Índice de Precios y Cotizaciones, el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, retrocedió 0.35%, en buena medida, afectado por temores de una desaceleración económica en Estados Unidos.

"

El peso se ha visto beneficiado por un debilitamiento del dólar y por el diferencial de tasas locales más atractivas comparadas con las ofrecidas por otros países"

Eugenio Gallegos, asesor independiente en inversiones

El dólar se ha debilitado a nivel global, en buena medida provocada por la Reserva Federal de Estados Unidos y su freno en su alza de tasas -para combatir una posible desaceleración económica- ha permitido a la mayoría de las monedas apreciarse los últimos meses.

En la parte local, los rendimientos que pagan los bonos mexicanos en pesos son más atractivos que los de cualquier país emergente, algo que beneficia la entrada de capitales al país y fortalece a la moneda. Lo anterior, se suma a que México es un país con grado de inversión, cuentas macroeconómicas estables y una inflación que se ha desacelerado de manera importante.

Mientras un bono mexicano a 10 años (M10) paga un rendimiento de 8.06%, un bono de India, en moneda local, paga 7.36% y un colombiano 6.85%, de acuerdo Bloomberg.

Los riesgos

En las últimas semanas, los recortes en los estimados de crecimiento para la economía mexicana y los cambios en la calificación y perspectiva de Pemex -la empresa mexicana más importante- han puesto presión sobre el país.

"

Vemos muy probable que la calificación crediticia de México reciba un recorte en los próximos 12 meses, pero no creemos que se vaya a perder el grado de inversión"

Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base

Las tensiones locales se suman a un panorama internacional cargado de incertidumbre. La salida del Reino Unido de la Unión Europea y la guerra comercial entre Estados Unidos y China son algunos de los eventos que pueden provocar que los inversionistas dejen de ver a los emergentes, entre ellos México, como opción atractiva para invertir.